ITZ  NAH

EL COLAPSO DE LA EPOCA CLASICA Y LOS COLAPSOS EN MESOAMERICA

La lectura de los textos jeroglíficos aunada a los resultados de las investigaciones arqueológicas, han venido a levantar el velo del misterio y nos han entregado la posibilidad de acceder a la historia de los hombres y mujeres que gestaron esta gran cultura, a los valores que la sostuvieron, a los eventos que marcaron los momentos determinantes, a las alianzas que se desarrollaron, a las técnicas que se recurrieron y a las relaciones que se dieron a lo largo de los siglos y que dieron forma a esta interesante historia, hasta hace muy poco, prácticamente desconocida.

Debido a esta carencia de información, no se comprendían los motivos que originaron el abandono de las grandes ciudades mayas, por lo que este acontecimiento se convirtió en uno de los grandes misterios de la historia en nuestro planeta y ha dado lugar a todo tipo de especulaciones fantásticas.

Hoy se sabe que cuando en el siglo X D.C. se terminaron de desplomar los grandes señoríos que habían florecido en las Tierras Bajas del Sur, después de décadas y aún siglos de enfrentamientos y guerras, y se abandonaron las grandes ciudades de la época clásica como Tikal, Palenque, Yaxchilan, Caracol, Piedras Negras, entre otras, no se debió a un escape perpetrado por naves intergalácticas como algunos desean creer, sino al derrumbe de una estructura política, económica y social, que la realidad ya no podía sostener.

Después de un florecimiento continuo que perduró hasta siete siglos en algunos centros como Tikal, el final se dio de manera paulatina, pues al recrudecerse las pugnas e intensificarse las guerras, los campesinos se vieron obligados a abandonar las faenas agrícolas para involucrarse en las actividades bélicas. Con el tiempo esto ocasionó una carencia de alimentos que posteriormente desencadenó una fuerte desnutrición en toda la población, lo que por su parte condujo a problemas de salud, como lo atestiguan los restos óseos de esa época.

Por otro lado, el intenso trabajo al que por tantos siglos fueron sometidos los campos de cultivo, así como la extensa tala de árboles que se realizaba para obtener madera para la construcción y para calentar tanto los alimentos como la piedra caliza que se utilizaba para producir el estuco con el que se recubrían paredes, muros, plazas y calzadas, produjo una crisis en el ecosistema regional que afectó de manera indirecta la vida de las comunidades, como sucedió en Teotihuacan y otras zonas de Mesoamérica, que igualmente se vieron fuertemente desarrolladas durante ese mismo tiempo.

(Vínculo artículo NASA)

Conforme a las referencias que aportan las culturas del Centro de México, cuando un gobernante no cumplía debidamente con las obligaciones para con su pueblo en términos del bienestar material básico que asegurara su supervivencia, el pueblo lo abandonaba, pues quedaba demostrado que los dioses no estaban complacidos con su comportamiento y que sus rituales no eran efectivos. Un pueblo en desgracia revelaba que los gobernantes habían fallado, y por lo tanto, era menester abandonarlos...

Y así sucedió, ciudad tras ciudad, hasta que en el siglo X, las grandes capitales fueron abandonadas y posteriormente sepultadas por la selva.

Sin embargo, la cultura maya no murió, sólo los grandes asentamientos de la época clásica se colapsaron.

El desarrollo cultural se extendió hacia el norte en Yucatán y las Tierras Altas de Chiapas y Guatemala, donde se vio el surgimiento de nuevos estilos y nuevas capitales como Chichen Itza, Uxmal. Ya nunca más vuelve a aparecer la figura del gobernante supremo–encarnación de la divinidad en la Tierra, tal como llegaron a considerarse, a la par de los nobles de otras culturas, sino que con estos centros resurge una forma de gobierno presidido por uno o varios consejos.

Hacia los siglos XIV y XV D.C., la zona maya estaba fraccionada en múltiples ciudades-estado, que ya no reflejaban la grandeza ni la belleza artística que en pasado dieron gloria a la civilización maya. Esta situación de descomposición, facilitó en gran medida la penetración de los españoles en el siglo XVI y su eventual victoria.

(MAPA YUCATAN s. XVI)

OTROS COLAPSOS EN MESOAMERICA

900 A.C. La principal ciudad olmeca ahora llamada San Lorenzo fue abandonada al mismo tiempo que surge La Venta (Golfo de México)

400-300 A.C. El colapso del período Preclásico vio el fin de la cultura olmeca, al tiempo de que vio el surgimiento de las principales ciudades-estado en todo el territorio mesoamericano.

100 A.C. Valle de México. Mientras en el sur Cuicuilco fue sepultado por cenizas volcánicas, en el norte nace Teotihuacan que más tarde se convertiría en una gran capital imperial.

200 D.C. Las grandes ciudades en la cuenca de El Mirador (Guatemala) son abandonadas.

600-650 D.C. Teotihuacan colapsa y esto marca el paso del período Clásico Temprano al período Clásico Tardío

600-800 D.C. Durante este período florecen una gran cantidad de ciudades mayas y aparecen nuevas civilizaciones: Tajín, Huasteca, Xochicalco, Cacaxtla.

900 D.C. El colapso de la época Clásica se deja sentir en la zona maya y en la zapoteca, así como en Veracruz y otras áreas de Mesoamérica.

1100-1250 D.C. Surgimiento de las ciudades-estado de la Mixteca

1350-1450 D.C. Los mexicas establecen un imperio que llega hasta Centroamérica (Nicaragua = Hasta aquí llegó el Anahuac)

1521 D.C. La conquista de México por los españoles pone fin a la historia de Mesoamérica.